Arte de todos los tiempos

Arte para el diseño web

Diseñar una página web es integrar aspectos completamente diversos, que en principio, no tienen relación entre si, se unirán en el armado del sitio.
Las disciplinas necesarias son diversas: informática, programación web, diseño gráfico, manejo de programas, plataformas, sistemas, marketing, redacción de textos, SEO o posicionamiento web en buscadores, lectura de estadísticas web, análisis de comunicación visual, etc.
Pero existe un aspecto que es el que le dará al sitio web un aspecto único y distintivo, el concepto artístico o de diseño, que puede hacer una diferencia completa en la presentación de una empresa.

Cada empresa es única, desde el momento en que es concebida por su emprendedor, posee rasgos que la vuelven identificable, desde los colores de su logotipo, hasta la estética general, el modo de empacar sus productos, la forma de comunicarse con sus clientes, etc. El diseño de un sitio web tiene que ser también único y esto no es un concepto romántico. Las limitaciones que impone por un lado las cuestiones técnicas, tales como formatos, anchos de pantallas, por otro lado los presupuestos, siempre con un límite que obliga a administrar tiempos de diseño, no deben ser impedimento para ponerle a cada página web un rasgo distintivo, que la vuelva identificable y asociada al concepto general de la empresa. El diseño forma parte de una larga cadena de acciones previas y posteriores, pero sigue teniendo un papel central, darle el impulso de belleza, gracia, identidad a algo que sin esto, sería demasiado frío, demasiado salido de un molde repetitivo. Se trata de respetar los requerimientos técnicos para que la página web funcione, pero el sabor, la identidad, se lo dará el diseño, el papel del arte en el diseño web sigue siendo central

Consulte para diseñar su página web